948 153 870
info@lezkairudental.com
Lunes - Jueves: 9.00 - 13:30 / 16:00 - 19:30
Viernes 9:00 - 15:00

Ortodoncia y Brackets

Ten una sonrisa perfecta!!

Modernos tratamientos

¿Qué es la ortodoncia?

Bienvenido a nuestra completa guía sobre ortodoncia, prótesis dentales, brackets, aparatos dentales y brackets invisibles.

Si estás pensando en ponerte brackets o un aparato dental, o simplemente te interesa saber más sobre estos temas, has venido al lugar adecuado.

En este artículo trataremos todo lo que necesitas saber sobre ortodoncia, incluidos los distintos tipos de aparatos de ortodoncia y prótesis dentales, los pros y los contras de cada uno, el proceso de tratamiento y mucho más.

Incluso nos sumergiremos en el mundo de la ortodoncia invisible y exploraremos las principales diferencias entre la ortodoncia invisible y los aparatos tradicionales. Así que, ¡empecemos!

¿Es lo mismo la Odontología que la Ortodoncía?

La odontología tiene un campo especializado que se centra en realinear los dientes y maxilares desalineados, conocido como ortodoncia. Este tratamiento puede administrarse a personas de cualquier edad, desde niños a adultos, y tiene por objeto mejorar tanto la estética como la funcionalidad de la sonrisa de una persona. Los ortodoncistas, que son profesionales dentales que han recibido formación especial en este campo, evaluarán los dientes y mandíbulas del paciente mediante radiografías, fotografías y otras herramientas de diagnóstico. Los planes de tratamiento se adaptan a las necesidades de cada persona y suelen durar de unos meses a unos años.

El aparato de ortodoncia más común son los brackets. Se utilizan para aplicar una presión constante sobre los dientes, moviéndolos gradualmente a sus posiciones correctas. Los aparatos tradicionales son los metálicos, aunque también hay aparatos cerámicos y linguales. Los brackets cerámicos se notan menos que los metálicos, mientras que los linguales se fijan a la parte posterior de los dientes, por lo que son casi invisibles. Una alternativa a los brackets son los alineadores transparentes, conocidos como brackets invisibles, que pueden quitarse para comer y limpiarse .

El tratamiento de ortodoncia no sólo mejora el aspecto de la sonrisa del paciente, sino también su higiene bucal. Unos dientes bien alineados facilitan su limpieza, reduciendo el riesgo de caries y enfermedades de las encías. Además, puede corregir problemas de mordida, como sobremordidas y submordidas, que pueden causar dificultad para masticar y dolor de mandíbula. En conclusión, la ortodoncia es una rama beneficiosa de la odontología que no sólo mejora las sonrisas, sino que también influye en la salud bucal general y en la confianza en uno mismo.

Tipos de aparatos de ortodoncia

Alinear y enderezar los dientes requiere herramientas especializadas, como los aparatos de ortodoncia. Los brackets metálicos o cerámicos que se adhieren a los dientes y se conectan mediante alambres constituyen el más común de estos dispositivos: los aparatos de ortodoncia. Para un enfoque más discreto, los alineadores transparentes Invisalign son una opción excelente; se trata de bandejas de plástico transparente hechas a medida que se ajustan a los dientes y los van colocando gradualmente en la posición adecuada.

El aparato para la cabeza también es un dispositivo de ortodoncia, diseñado para ajustarse a la parte posterior de la cabeza o el cuello y corregir los problemas de mordida. Fabricado en metal o plástico, el aparato de cabeza está pensado para mover los dientes a su lugar correcto. Los retenedores se utilizan para mantener la nueva ubicación de los dientes una vez retirados los aparatos de ortodoncia o los alineadores transparentes. Estos aparatos hechos a medida vienen en metal o plástico transparente, y son extraíbles.

Los aparatos linguales ofrecen una alternativa casi invisible a los aparatos tradicionales; se fabrican a medida para adaptarse a la forma de los dientes del paciente y se pegan a la parte posterior de los dientes. Con los aparatos linguales, los pacientes pueden conseguir los mismos resultados que con los aparatos tradicionales de una forma menos llamativa. Los alineadores invisibles Invisalign son una gran opción para quienes buscan un enfoque más sutil de los tratamientos de ortodoncia.

Pros y contras de los distintos tipos de aparatos de ortodoncia

Cuando se trata de tratamientos dentales, hay muchas opciones a considerar. Una de las más utilizadas es la ortodoncia metálica tradicional, que presenta una serie de ventajas, como su durabilidad, eficacia y asequibilidad. Sin embargo, los aparatos metálicos pueden no ser la mejor opción para todo el mundo, ya que pueden ser visibles y causar molestias. Por otro lado, los alineadores transparentes ofrecen una opción discreta y extraíble para quienes buscan una solución más estética. Sin embargo, estos alineadores pueden no ser tan eficaces para ciertos problemas dentales. Por último, los aparatos linguales se colocan en la parte posterior de los dientes, ofreciendo una opción de tratamiento casi invisible. Pero pueden requerir un periodo de adaptación más largo y causar más molestias que los aparatos tradicionales. Para elegir el mejor tipo de ortodoncia que se adapte a tus necesidades individuales, es importante que hables con un ortodoncista.

Otra opción a tener en cuenta son los aparatos de cerámica, que tienen un aspecto similar a los aparatos metálicos pero están hechos de materiales transparentes o del color de los dientes. Entre las ventajas de los aparatos de cerámica está su atractivo estético, aunque pueden ser más propensos a mancharse y romperse. En última instancia, es importante considerar los pros y los contras de cada tipo de aparato de ortodoncia y consultar a un profesional para que te asesore mejor. Sopesando las opciones cuidadosamente, podrás encontrar el tipo de ortodoncia adecuado para tu salud dental.

Proceso de tratamiento ortodóncico

Cuando se trata de conseguir la sonrisa perfecta, el proceso de tratamiento ortodóncico es un factor clave. Este proceso implica una serie de pasos que debe seguir un profesional dental para garantizar el mejor resultado posible. El paso inicial es una consulta en una clínica dental, donde el ortodoncista realizará una evaluación de los dientes del paciente y determinará el tipo de aparato que se utilizará para el tratamiento. A continuación, se tomarán impresiones de los dientes y se establecerá un plan de tratamiento. El paciente volverá a la clínica dental para la colocación y ajuste del aparato. El progreso del tratamiento se controlará mediante revisiones periódicas y se realizarán los ajustes necesarios.

La duración del tratamiento de ortodoncia puede oscilar entre varios meses y algunos años, dependiendo de la gravedad de la condición del paciente y del aparato utilizado. Para que los resultados sean satisfactorios, hay que mantener una higiene bucal excelente y evitar ciertos alimentos. Siguiendo las instrucciones del ortodoncista y con los cuidados adecuados, el proceso de tratamiento puede conducir a una sonrisa bonita y duradera.

Ventajas de la Ortodoncia con Brackets Autoligables

La última revolución en el cuidado dental, los brackets autoligables, ofrecen numerosas ventajas sobre los aparatos de ortodoncia tradicionales. La principal de ellas es la menor necesidad de ajustes, lo que se traduce en menos visitas al dentista. Esto se debe a la capacidad de los brackets de fijar los alambres sin necesidad de bandas elásticas o metálicas, lo que disminuye la fricción y hace más cómodo el movimiento de los dientes. Además, estos aparatos son más elegantes y se notan menos que los tradicionales, lo que los convierte en una elección popular entre los adultos que desean mejorar su sonrisa sin el estigma asociado.

Además, los brackets autoligables pueden ayudarte a conseguir tu objetivo de mejorar tu sonrisa más rápidamente. Esto se debe a que emplean un sistema más eficaz para mover los dientes, reduciendo el tiempo medio de tratamiento hasta en seis meses. La limpieza y el mantenimiento también son más fáciles, disminuyendo el riesgo de caries y enfermedades de las encías. Además, proporcionan mayor comodidad, al emplear fuerzas más suaves y tener un perfil más bajo para evitar irritaciones o llagas en la boca.

Invertir en ortodoncia de autoligado es una forma excelente de mejorar tu salud dental. Enderezar tus dientes puede mejorar tu confianza y autoestima, tanto en entornos sociales como profesionales. Además, corregir las desalineaciones puede ayudarte a comer, hablar y a mantener la higiene bucal. Con los brackets de autoligado, no sólo puedes mejorar sonrisa, sino también elevar tu calidad de vida en general.

Brackets para Ortodoncia

Para alinear y enderezar los dientes, los aparatos de ortodoncia, como los brackets, son esenciales. Estos pequeños brackets metálicos o cerámicos se fijan a los dientes con un adhesivo especial antes de conectarlos mediante un fino alambre, que ejerce presión sobre los dientes y los desplaza gradualmente hasta la posición deseada. Durante muchas décadas, los brackets tradicionales han sido el aparato dental más utilizado en el tratamiento de ortodoncia, y siguen siendo una herramienta fiable y eficaz para una amplia variedad de problemas ortodóncicos, como dientes apiñados, espacios entre los dientes, sobremordidas, submordidas y mordidas cruzadas.

Los brackets autoligables son una alternativa cada vez más popular a los brackets tradicionales. Estos brackets incorporan un clip especial que sujeta el alambre en su sitio, eliminando la necesidad de bandas elásticas, lo que permite que el alambre se mueva con mayor libertad y reduce la presión ejercida sobre los dientes, con lo que el tratamiento resulta más cómodo e incluso más rápido que con los brackets tradicionales.

Los brackets linguales son otra opción para quienes desean evitar el aspecto de los brackets. Estos brackets se colocan en la parte posterior de los dientes, por lo que son prácticamente invisibles. Aunque se fabrican a medida para cada paciente, los brackets linguales pueden tratar diversos problemas ortodóncicos, lo que los convierte en una opción popular para quienes buscan una solución eficaz y discreta.

Los brackets tradicionales han sido una opción fiable y habitual para el tratamiento ortodóncico durante muchos años. Sin embargo, los brackets de autoligado y linguales se están convirtiendo en alternativas cada vez más populares debido a su eficacia y comodidad. Sea cual sea el tipo de bracket utilizado, el objetivo es ayudar al paciente a conseguir una sonrisa más sana y atractiva.

Tipos de brackets para ortodoncia

Brackets metálicos

también llamados brackets tradicionales, son la opción más común y asequible. Aunque son visibles, son resistentes y eficaces para conseguir los resultados deseados.  Además, los brackets metálicos son los más utilizados debido a su rentabilidad.

Brackets Cerámicos

están hechos de materiales transparentes o del color del diente, por lo que son menos visibles que los metálicos. Son una gran elección para los pacientes que no quieren que sus aparatos sean visibles, pero son más caros y pueden romperse con más facilidad.

Brackets linguales

se colocan en la parte posterior de los dientes, por lo que quedan totalmente ocultos. Esta puede ser una gran opción para quienes desean enderezar sus dientes sin que nadie sepa que están en tratamiento, pero son más caros y pueden ser más difíciles de limpiar.

Brackets de zafiro

Están hechos de zafiro transparente monocristalino y son prácticamente invisibles. Esto los convierte en una gran elección para quienes desean una opción discreta, pero son los más caros y pueden ser más propensos a romperse que los brackets metálicos o cerámicos. 

Comienza el día con una sonrisa, veras lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo. (Mafalda)

Aparatos dentales en ortodoncia

Los aparatos dentales constituyen una parte esencial de los tratamientos de ortodoncia. Estos aparatos están diseñados para ayudar a alinear correctamente los dientes y los maxilares, y pueden utilizarse para resolver una amplia gama de problemas dentales. Entre los aparatos dentales más comunes empleados en ortodoncia están los brackets, los alineadores y los retenedores. Estos aparatos actúan aplicando una suave presión sobre los dientes y los maxilares, moviéndolos gradualmente hasta la posición deseada. Los aparatos dentales son muy eficaces para tratar una serie de problemas dentales, como dientes torcidos, apiñamiento, sobremordida, submordida, etc.

Uno de los aparatos dentales más populares utilizados en ortodoncia son los brackets. Los aparatos se componen de brackets, alambres y bandas que se fijan a los dientes y se ajustan periódicamente para colocarlos en la posición adecuada. Existe una gran variedad de aparatos: metálicos, cerámicos y linguales. Cada tipo de aparato tiene sus pros y sus contras, y la elección de cuál utilizar depende de las necesidades y preferencias especiales del paciente. En cualquier caso, el tratamiento de ortodoncia con brackets es muy eficaz para conseguir una sonrisa recta y sana.

Otro tipo de aparato dental empleado con frecuencia en los tratamientos de ortodoncia son los alineadores. Los alineadores son bandejas de plástico transparente hechas a medida para ajustarse a los dientes. Funcionan aplicando una suave presión sobre los dientes, moviéndolos gradualmente a la posición adecuada. Los alineadores son mucho menos visibles, lo que los convierte en la opción preferida de los adultos que quieren enderezar sus dientes sin el aspecto obvio de los aparatos. Invisalign es una de las marcas más conocidas de alineadores para tratamientos de ortodoncia.

Los retenedores son otro tipo de aparato dental utilizado en ortodoncia. Estos aparatos se utilizan normalmente después de retirar los aparatos o alineadores para ayudar a mantener los dientes recién alineados en su posición correcta. Los retenedores pueden ser fijos o desmontables y se fabrican a medida de los dientes del paciente. Suelen llevarse durante varios meses o más, dependiendo de las necesidades especiales del paciente y de la gravedad de sus problemas dentales. Los retenedores son una parte básica del tratamiento de ortodoncia, ya que ayudan a garantizar que los dientes permanezcan rectos y sanos a largo plazo.

Frenillos invisibles

Enderezar los dientes puede ser una tarea desalentadora, pero con el avance de la tecnología moderna, ahora hay varias opciones disponibles para ayudarte a conseguir la sonrisa que siempre has deseado. Los alineadores transparentes, también conocidos como aparatos invisibles, son una opción popular para quienes desean enderezarse los dientes sin utilizar aparatos metálicos. Estos alineadores de plástico transparente se adaptan a cada persona y mueven gradualmente los dientes hasta la posición deseada. Estos aparatos no sólo son prácticamente indetectables, sino que además son extraíbles, lo que los convierte en una opción ideal para quienes llevan un estilo de vida ajetreado. Para saber si la ortodoncia invisible es adecuada para ti, consulta con especialistas en ortodoncia.

A la hora de elegir la ortodoncia invisible adecuada para ti, hay una gran variedad de opciones disponibles. Algunas de las marcas más conocidas son Invisalign, ClearCorrect y Smile Direct Club. Cada una de estas opciones tiene su propio conjunto de ventajas e inconvenientes, por lo que es importante que investigues y hables con un especialista en ortodoncia para asegurarte de que tomas la mejor decisión. Algunas de las ventajas de los aparatos invisibles son un tratamiento más rápido, menos visitas a la consulta y menos molestias que los aparatos tradicionales. Sin embargo, es importante ser consciente de que pueden no ser adecuados para todo el mundo y tener expectativas realistas sobre los resultados que pueden conseguirse. Si estás pensando en utilizar ortodoncia invisible, asegúrate de investigar y hablar con un especialista en ortodoncia para obtener más información sobre esta revolucionaria opción de tratamiento.

Diferencias entre ortodoncia invisible y aparatos

Al considerar las opciones de ajustes dentales, los aparatos tradicionales y los alineadores transparentes son dos opciones muy populares. La principal diferencia entre ellos es que estos últimos son prácticamente indetectables, ya que están hechos de plástico transparente que se ajusta a los dientes. En cambio, los aparatos tradicionales utilizan brackets y alambres metálicos para enderezar los dientes. En última instancia, la selección debe basarse en las preferencias y necesidades personales, para lo cual debe hacerse un estudio exhaustivo antes de emprender cualquier tratamiento de ortodoncia.

Además, otra diferencia importante es el proceso de uso. Los aparatos tradicionales se fijan permanentemente a los dientes y sólo pueden retirarse al finalizar el tratamiento. En cambio, los aparatos invisibles son removibles y deben quitarse para comer o beber algo que no sea agua, y deben limpiarse con regularidad. Esto ofrece a quien los lleva más libertad y autonomía, pero exige un alto grado de responsabilidad y compromiso para llevarlos con constancia.

El coste también es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir entre los dos. Aunque los precios pueden variar según la gravedad del caso y el tipo de tratamiento, la ortodoncia invisible suele ser más cara que la tradicional. Sin embargo, cabe señalar que con la ortodoncia invisible pueden ser necesarias menos visitas a la consulta, lo que ayuda a compensar el coste.

Por último, la duración del tratamiento es otra diferencia clave. La ortodoncia tradicional puede durar hasta tres años o más, mientras que la ortodoncia invisible suele requerir menos tiempo para lograr los resultados deseados, aunque esto dependerá de cada caso. En cualquier caso, la clave del éxito es un análisis exhaustivo antes de iniciar el tratamiento.

Ortodoncia sin aparatos

Una forma estupenda de conseguir una sonrisa más recta sin las molestias de los aparatos tradicionales es utilizar alineadores transparentes. Estos alineadores de plástico casi invisibles están hechos a la medida de tus dientes y pueden quitarse fácilmente para comer, cepillarse los dientes y usar hilo dental. A diferencia de los aparatos tradicionales, este método requiere menos visitas a la consulta y ofrece la comodidad de poder quitarte los alineadores cuando lo necesites.

Uno de los tipos de alineadores más populares es Invisalign, que está fabricado con un cómodo plástico sin BPA que no irrita las encías ni las mejillas. Para una discreción aún mayor, puedes optar por los aparatos linguales, que se colocan en la parte posterior de los dientes y son prácticamente invisibles desde delante. Otra opción son los brackets transparentes, también conocidos como brackets transparentes, que están hechos de un material cerámico transparente que se funde con tus dientes, haciéndolos menos perceptibles que los brackets metálicos tradicionales. En definitiva, hay muchas opciones para enderezar tus dientes sin seguir el camino tradicional.

Conclusión

En conclusión, someterse a un tratamiento de ortodoncia puede aportar numerosos beneficios tanto a adultos como a niños. Con la amplia gama de aparatos de ortodoncia disponibles, los pacientes tienen la oportunidad de elegir la opción que mejor se adapte a sus necesidades y preferencias. Desde los aparatos de autoligado hasta los brackets invisibles, los avances en ortodoncia han hecho que el proceso de tratamiento sea más cómodo y práctico que nunca. Es importante consultar a un ortodoncista cualificado para determinar el plan de tratamiento ortodóncico más eficaz para tus necesidades individuales. No dudes en dar el primer paso hacia una sonrisa más sana y segura.

Sonrisas siempre listas

Elige la opción que mejor se adapte a tu forma de ser

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Clínica Dental Lezkairu.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Imppulsa Comunicación que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad